Follow by Email

miércoles, 29 de agosto de 2012

Entrevista a Pablo Zunino por El doctor Lacan

Entrevista de Patricia Espinosa (para Ámbito Financiero) a Pablo Zunino por su obra El doctor Lacan. Ensayo escénico de living.

Pablo Zunino: «Lacan era muy jodón. Tenía una casa de campo en Guitrancourt en la que organizaba fiestas durante los fines de semana. Le gustaba disfrazarse, cantar y bailar».


Jacques Lacan, revolucionario del psicoanálisis, dejó una huella indeleble en la cultura del siglo XX y a tres décadas de su muerte sigue generando controversias. Ahora es protagonista de una comedia «a la inglesa» en la que interactúa, a puerta cerrada, con su fiel secretaria Gloria González. La ficción presenta a Lacan a punto de dar una conferencia a la que no asistirá nadie, debido a una huelga de estatales. Acostumbrado a convocar multitudes, el incidente le genera un gran conflicto.
 
Este espectáculo, escrito y dirigido por el psicoanalista y periodista Pablo Zunino, lleva por título «El doctor Lacan. Ensayo escénico de living», y se ofrece (en funciones preestreno) en un Palacio Art Nouveau de zona centro, con la actuación de Mario Mahler y Silvia Armoza.

Periodista: ¿A qué se debe tanto secreto?
Pablo Zunino: Tomé la idea de un espectáculo que vi en Paris. Citaban a la gente en una esquina y de ahí la llevaban a un castillo de las afueras. Los que vienen a ver el espectáculo es porque tienen muchas ganas y de ellos depende que haya más funciones. Me gusta la idea de hacer un paralelo con el tratamiento psicoanalítico. A éste lo sostiene la demanda del analizado y a un espectáculo teatral lo sostiene la demanda del público.
P.: ¿Cómo definiría a esta obra?
P.Z.: Pretendí hacer una comedia brillante al estilo inglés y muy burguesa, en la línea de Noel Coward. También le sumé algunas bufonadas a la francesa y un numerito de varieté. Le aclaro que Lacan era muy jodón. Tenía una casa de campo en Guitrancourt en la que organizaba fiestas durante los fines de semana. Le gustaba disfrazarse, cantar y bailar. Bien podría haber sido un personaje de la película «Medianoche en París» de Woody Allen. Si no lo incluyó es porque en los Estados Unidos nadie lo conoce. Acá lo vemos ensayando con su secretaria un numerito de varieté español titulado «La enana freudiana».
P.: ¿Cómo llegó a esa idea?
P.Z.: Se me ocurrió porque Gloria era asturiana y de padre republicano. No hay muchos datos sobre ella y nunca hizo una declaración pública ni en vida de Lacan ni después de su muerte. Se podría haber hecho millonaria escribiendo un libro tipo «Chez Lacan» o «Lacan y yo». A mí me pareció muy valioso y respetable su silencio, pero también me sirvió para recrear el personaje con mayor libertad. Yo le atribuí, entre otras cosas, una estirpe teatral. Entre los datos verdaderos figura su casamiento con el congoleño, Abdoulaye Yerodia, profesor de filosofía y chofer de Lacan que terminó siendo vicepresidente del Congo. Como verá son personajes algo estrafalarios.
P.: ¿Fue una buena interlocutora para Lacan?
P.Z.: No estaban en una total paridad, pero se le puede suponer cierta inteligencia. Teniendo en cuenta que ella llegó a París a los 15 años sin hablar nada de francés, y que empezó limpiando los baños de Lacan y terminó siendo su secretaria, obviamente no era tonta. y además se encargaba de transcribir en estenografía todo lo que se decía en los seminarios. Debió ser muy hábil para estar junto a Lacan durante 30 años. Él era un tipo brillante, de un histrionismo desatado y un humor muy agudo, pero a la vez estaba lleno de caprichos, tenía mal carácter y era un Don Juan.
P.: ¿Cómo era con sus alumnos?
P.Z.: Sus clases en la universidad no eran clases comunes, eran como un happening o una performance. Eso se puede ver en youtube. Hay un video donde un estudiante se brota y le tira un vaso de agua a la cara. Pero esto no es un resumen de su vida, ni es una obra pedagógica sobre su enseñanza. Hay mucha acción y varios conflictos, entre ellos la ausencia de los estudiantes ¿Se debió a la huelga o fue por otras razones? Por otra parte, Lacan tenía grandes dificultades para escribir. Lo básico de su enseñanza transcurrió de manera oral y como era un excelente orador, siempre atrajo mucho público. Podríamos pensar que sin ese público que sostuvo sus seminarios durante tantos años quizás la obra de Lacan no existiría.
P.: ¿Necesitaba del estímulo del público para desarrollar su pensamiento?
P.Z.: Eso creo. El no llevaba las clases muy armadas, apenas unas pocas notas y el resto lo improvisaba. El necesitaba del público como lo necesita un actor de teatro; porque un tipo que actúa solo, está ensayando o está loco. Por eso imaginé a un Lacan casi desesperado ante la falta de público.
P.: Le dio un perfil muy humano.
P.Z.: Mucha gente creyó que iba a ver una cosa más críptica e intelectualosa y se encontró con una comedia de salón. Como toda vaca sagrada, sigue siendo endiosado por algunos sectores; yo preferí mostrarlo con cierta desfachatez y un humor cáustico y de cachada, pero no verdugueador. No quise eso. Creo que la argentina está enferma de verdugueo y ahora se lo confunde con el humor.

lunes, 27 de agosto de 2012

Arte y oficio del psicoterapeuta

ARTE Y OFICIO DEL PSICOTERAPEUTA. Estrategias para su autodesarrollo y cuidado, de Pablo Hirsch


 
Estamos frente a un libro que tiene una cualidad que escasea últimamente: originalidad…un estudio concienzudo y detallado de las aportaciones más relevantes en la materia, incluyendo sustanciosas referencias de gran actualidad…la obra es una invitación para que el terapeuta se permita ser amplio, diverso, heterogéneo.
Dr. Héctor Fernández Álvarez
 
El desarrollo profesional hace al cuidado personal, y viceversa, el autocuidado puede ayudar al mejoramiento de los logros profesionales. Los contenidos fueron seleccionados para ayudar a profesionales que procuran cambios en su carrera: desarrollo de mayores competencias clínicas, asumir posiciones de mayor jerarquía y responsabilidad, mejores honorarios, mayor cuidado y satisfacción personal.
Dr. Pablo Hirsch

viernes, 17 de agosto de 2012

La sociedad de los simulacros

La sociedad de los simulacros, de Mario Perniola:

Comprar aquí
Extracto de la reseña de José Fernández Vega, "Falsía y seducción", a propósito del nuevo ensayo del filósofo italiano Mario Perniola:
"Mario Perniola (Asti, 1941), catedrático de Estética en la Universidad de Roma, sostiene que, en nuestra época, esa milenaria oposición perdió todo sentido. La superficie brillante y atractiva de la realidad visible ya no disimula un contenido valioso que pasaría entonces desapercibido y debe ser conquistado resistiendo la atracción de lo inmediato y falso.
La tradición metafísica, por tanto, se muestra impotente a la hora de interpretar la época radicalmente nueva en la que vivimos. Puede aportar retazos conceptuales e inspiraciones parciales, nunca un esquema firme sobre el cual replantear la desconcertante situación histórica en la que nos hallamos. En ella, según el autor, las viejas nociones que organizaban el sentido de la existencia ya no parecen tener mucho efecto porque domina el nihilismo.
(...) Este es tiempo de los simulacros, argumenta en su libro. La palabra no designaría aquello que nos enseña el diccionario: algo fingido, una fantasía que se toma por real o una imitación engañosa de un modelo auténtico.
La nota completa, aquí.

jueves, 16 de agosto de 2012

La traducción en psicoanálisis


Jueves 6 de setiembre a las 19; Av Las Heras 2555, Recoleta, Cdad de Buenos Aires.

Psicoanálisis en Argentina en conjunto con el Museo del Libro y de la Lengua y la Biblioteca Nacional presentan
Mesas de la Lengua en la Biblioteca
en la sala David Viñas
.
6 de setiembre a las 19 hs: La traducción en psicoanálisis
La inquietud freudiana por la lengua y sus fenómenos se tradujo rápidamente en la escritura de los primerísimos artículos y libros del gran maestro vienés. Todo parece haber comenzado con el estudio sobre los desarreglos lenguajeros allá por 1891, cuando se pronunció en contra de sus colegas  neurólogos y valiéndose de una minuciosa observación clínica y de la filosofía, inventó un aparato del lenguaje que proponía un cambio sustancial para lo que hoy es el universo simbólico, sentando las bases del vuelco epistemológico que inició el camino de la integración de los fenómenos humanos como tales.
Inmediatamente, él  se adentró en lo que hoy pareciera ser un descubrimiento científico de nuevo cuño y de última tecnología, explicando cómo podrían inscribirse y traducirse imágenes y pensamientos, sueños y síntomas. Cómo se forman y enlazan las palabras en los sonidos, cómo se insertan los significados en las lenguas, cómo se significan cada uno de los actos y pensamientos humanos o porqué no se significan.
Si el psicoanalista trabaja con la palabra, si la lengua del analizante es única en su tratamiento de la lengua que comparten al hablar, es indudable que el psicoanálisis y los psicoanalistas deben ocuparse de conocer y transmitir lo que se cuece en su textura. ¿Es eso del orden de una traducción? ¿De qué maneras el traducir y el psicoanálisis se intersectan como campos? ¿Cómo se lee y cuánto de la interpretación es una traducción? Y por último, ¿puede todo traducirse? ¿Cuánto hay de traducción en el pasaje de lenguas y de qué maneras se realiza?
Nos acompañarán en la mesa Freud, Lacan, Heiddegger, Borges, Meschonnic, Harari y tres reconocidos psicoanalistas de distintas escuelas, ocupados en las cuestiones de la lengua, se proponen conversar con el público asistente sobre estos asuntos medulares que hacen a la práctica del psicoanálisis y también a la vida cotidiana, tal como ya enunciara Freud en sus obras cumbres, de tanta actualidad.
.
Integran esta mesa: Irene Agoff, Gerardo Pasqualini e Ilda Rodriguez con la coordinación de Alejandra Maula
Irene Agoff es psicoanalista y traductora. En este último carácter, ha vertido obras de psicoanalistas e importantes pensadores de lengua francesa: Lacan, Canguilhem, Deleuze, Leclaire, Legendre, Lyotard, Milner, Derrida, Nancy, Rancière, Safouan y un largo etcétera. Es asimismo autora de ensayos sobre temas de psicoanálisis y de traducción que fueron publicados en diversos medios especializados.
Gerardo Pasqualini es psicoanalista, miembro de Testimonios. Autor de Nudos: escritura de lo Real, Escritura de la clínica y La clínica como relato. Cuenta con varias publicaciones sobre ética y psicoanálisis, entre ellas, Psicoanálisis: Ética más allá de la razón
Ilda Rodriguez es psicoanalista, MA y presidente de Mayéutica-Institución Psicoanalítica, integrante del Comité Editorial y editora de Lapsus Calami, Revista de psicoanálisis, representante de aquella en la Comisión de Enlace General de Convergencia, Movimiento Lacaniano por el Psicoanálisis Freudiano y titular de la Cátedra Seminario Psicoanalítico 1 de la Universidad de Morón
..
Actividad libre y gratuita - Capacidad limitada
Reserve su lugar aquí.
.
.
Adhieren:
Mayéutica- Institución Psicoanalítica
Testimonios- Institución Psicoanalítica

viernes, 10 de agosto de 2012

Entrevista a Pablo Zunino por El Dr. Lacan

Anticipos sobre la esperada puesta de El Dr. Lacan, de Pablo Zunino:

–Contanos, por favor, sobre la bella e hilarante pieza que se va a estrenar en agosto.
Cuando se hizo la nota por los treinta años de la muerte de Lacan, cuando escribí, estuve unos cuantos meses muy metido. Me encontré con una situación, en uno de esos seminarios apócrifos que circulan por internet –tampoco sé si es cierto porque es apócrifo– que ellos llegan un día a dar un seminario, y que no fue el público, porque había paro de estatales. Me pareció el punto de partida de una obra.
Entonces, a la par que redactaba la nota, en otra ventana iba tirando materiales, ocurrencias para esa segunda cosa que era la obra. En el momento en que la obra se anuncia había un borrador levísimo. Se anuncia junto con la nota, porque yo les aviso (a los editores del diario La Nación): “De acá salió una obra, ¿podemos anunciarla? Porque tengo ganas de hacerlo y además, me va a empujar para hacerlo”. Y en el verano, me encerré con esto y pude terminarla. Fue un proceso muy corto de escritura, fueron tres meses; muy, muy rápido se hizo. Dicen los dramaturgos experimentados que cuando tenés el punto de partida claro, la situación se hace fácil. La verdad es que fue fácil. Tuve una escena complicada, una pelea en una escena, pero transcurrió muy fácil. Por otro lado, lo que pasó con la nota me alentó a que el material pudiera tener mucho interés. Realmente tuvo una repercusión enorme. Ahora que las notas permanecen online, ésa fue récord de “deditos” en la historia de La Nación, con lo cual, cuando llamaba al diario, me hacían el chiste: “Llamó Roger Lacan”, por Roger Waters (risas). Por otro lado, no lo tomé de un modo cholulo hacia Lacan, sino como una muestra de la inscripción que tiene el psicoanálisis en nuestra cultura. (...).
–¿Y el estilo de la obra?
La obra es una comedia, con una parte más dramática, más sentimental. Y buscamos un cierto estilo. Yo admiro mucho a los actores ingleses, creo que son los mejores haciendo comedia, se les nota una raigambre teatral más fuerte. Hay actores norteamericanos también muy buenos, pero quizás por el ojo entrenado que tengo, los veo con más yeites de método actoral. Para mí no hay como los comediantes ingleses. No hablo de la tradición de los actores argentinos, pero busqué en esa dirección, de la comedia inglesa, esos remates, esa cosa despojada, como neutra para tirar los chistes y las humoradas, con un poquito de bufonada a la francesa y con un poquito de joda a la española.
La entrevista completa a Pablo Zunino, aquí.

jueves, 9 de agosto de 2012

Especial libros sobre género e identidad sexual

La sociedad actual nos presenta constantemente nuevos desafíos. Cambios en los modelos de relación, en la autopercepción personal y en los derechos de los ciudadanos nos llevan a repensar una y otra vez el escenario social.

Para estar a la altura de los retos conceptuales y éticos que nos plantea la sociedad hoy, lo mejor es leer e informarse... Con este objetivo, les presentamos los siguientes títulos, que -desde distintos puntos de vista y diferentes disciplinas-, se ocupan del género y de la identidad sexual.
¡Esperamos que les sean de interés!Género y discurso
Más info aquí
D. Tannen reúne cinco de sus más interesantes ensayos sobre el lenguaje y género, y elabora un marco teórico y empírico que cubre un amplio espectro de cuestiones. Se trata de un volumen fascinante para cualquiera que aliente una cierta curiosidad acerca del papel decisivo, que desempeñan el lenguaje y el género en nuestra vida cotidiana.            
Cuerpxs equivocadxs
Más info aquí

Trata la transexualidad, un tema que provoca controversias y mucha confusión, tanto en la sociedad en general como dentro de los ámbitos académicos. De manera sencilla y a la vez comprometida, ofrece una mirada actual sobre un tema que ocupa el centro de los debates en temas de Salud, Derechos Humanos y medios de comunicación. La crisis del patriarcado
Más info aquí
Este libro viene a apuntalar la masa crítica de conocimientos que, desde distintas perspectivas, promueven horadar al patriarcado como fundamento de la cultura. Por donde se lo mire el patriarcado estableció y promovió un dogmatismo conceptual en las ciencias sociales que reafirmó, en diversos períodos históricos, las razones de ser de la dominación de las mujeres por parte de los varones. En estas páginas se podrá encontrar una puesta al día de conceptos-herramientas para la tarea de desenmascaramiento del patriarcado.
Génesis y estructura de la identidad femenina

Más info aquí
La autora busca esclarecer eso que llamamos feminidad, desde su génesis y estructura. No es una obra polémica, pero arguye contra aquellas afirmaciones que considera erradas o incompletas.


Las lógicas sexuales: amor, política y violencias

Más info aquí
Las reflexiones que se despliegan en este libro parten de distintas problemáticas referidas a los géneros sexuales, tratan de desentrañar las diferentes lógicas que unen y enfrentan a hombres y mujeres. ¿Por dónde pasan sus diferencias? ¿Es posible pensar las diferentes lógicas con que operan los géneros sexuales sin partir de sus desigualaciones históricas? ¿Cómo se han ido gestando sus modos de subjetivación, que presentan aún hoy tantas diferencias en las modalidades de individuación, construcción de autonomías y libertades de elección?


Mujeres que callan. Violencias de género y efectos en la subjetividad femenina

Más info aquí
Este libro indaga sobre los padecimientos de mujeres que callan, que silencian, pero que también se interrogan en el espacio de la clínico psicoanalítico, donde se comienzan a visibilizar los mandatos culturales que sufren actualmente las mujeres en un mundo global que funciona bajo el paradigma de lo perentorio. La problemática del malestar de las mujeres ha sido interrogada infinitas veces, casi siempre por teóricos impregnados de paradigmas patriarcales que operan en las teorías "psi", naturalizando el posicionamiento inferiorizado de la mujer en lo social.

Los docentes en el siglo XXI - nueva entrevista al autor

Entrevista a Ricardo Donaire, autor del libro Los docentes en el siglo XXI. ¿Empobrecidos o proletarizados?, publicada en la Revista Debate.

Conseguir aquí

Extracto de la entrevista de Federico Poore al autor:

¿Cómo se ven los maestros a sí mismos?
En la investigación buscamos ver hasta qué punto se había instalado esta idea de que los docentes pertenecen a la clase media, un concepto que trato de no utilizar por el grado de ambigüedad que conlleva. Primero, cuando les preguntamos a los docentes a qué clase social pertenecen, en su mayoría dijeron “la clase media”, algo que también hacían otros grupos de trabajadores indudablemente pertenecientes a la clase trabajadora. Profundizando un poco más en esa idea, les preguntamos qué otros grupos estaban también en esa “clase media”, y nos llamó la atención que entre los sectores más mencionados estaban los obreros calificados. Otra de las preguntas fue ver hasta qué punto sentían una semejanza en sus problemas con los de la clase trabajadora, y el grueso se identificó con esos intereses, en especial en lo que hace a su situación de trabajadores y a sus condiciones de trabajo.
¿Qué conclusión extrae de esta autopercepción como trabajadores?
Que uno debería ser un poco más crítico cuando dice “clase media”, ya que un ingreso dentro de la media no determina automáticamente que uno forme o no parte de la clase trabajadora. Y que quedándonos con estos conceptos no podemos explicar por qué se organizan de una forma sindical o por qué van a la huelga, características que hoy nos parecen parte del cotidiano pero que hace cincuenta años no eran tan claras.
¿Cuál cree que es el mayor aporte que hace con este libro?
Poner en foco este proceso de proletarización, que afecta no sólo a los maestros sino a otro tipo de trabajadores intelectuales. Cuando hablamos de los docentes de nuestro país, estamos hablando de más de un millón de personas que se dedican a la docencia, la mitad de las cuales lo hace como ocupación principal. Pero también busqué combatir esta idea, generalizada en las ciencias sociales, de que las clases no existen más. ¿Hasta qué punto puedo decir que está desapareciendo la clase trabajadora si una porción importante de la población tiende cada vez más a concebirse como trabajadores, a organizarse como trabajadores y a protestar como trabajadores?


jueves, 2 de agosto de 2012

El dispositivo de la persona

Enrique Lynch reseñó El dispositivo de la persona, de Roberto Espósito, en el blog Tormenta de Ideas de El País:

Conseguir aquí
Tenemos aquí, en los dos breves ensayos que Espósito dedica a la idea de persona, reunidos en El dispositivo de la persona, un ejemplo muy evidente de cómo se puede desarrollar el pensamiento de Foucault sin necesidad de incurrir en burdo epigonismo. 

Espósito aborda una categoría, la de “persona”, que se interpone entre la idea de sujeto que está apenas esbozada y casi ausente en el pensamiento antiguo y la característica “impersonalización”, que es propia de nuestra época, en la que la ideología ha dejado paso a la biología política o biopolítica.

Su estudio examina de forma particularmente ilustrativa la constitución y uso de la categoría de persona por obra de los pensadores cristianos a partir del estatuto de la persona en el derecho romano y reconstruye con precisión el modo como el cristianismo se valió de las ambigüedades jurídicas de la persona para poner la ley del cuerpo bajo las condiciones del espíritu cristianizado. Muestra cómo, en gran medida, los filósofos de la primera modernidad dieron cabida a esta herencia cristiana en su idea del sujeto. Y recuerda que una de las mayores contribuciones de Foucault fue haber anotado, en la crítica de esa tradición moderna, que en el proceso de subjetivación está implicado un programa histórico y social de sometimiento. Que la humanización conlleva impersonalización y denegación encubierta de lo que Nietzsche llamó “la gran razón del cuerpo”.

Espósito, haciendo gala de una erudición impecable, sugiere una crítica implícita del humanismo contemporáneo y de la doctrina de los llamados “derechos humanos”, toda vez que éste, como observó Simone Weil –a la que cita elogiosamente–, introduce inadvertidamente la enorme carga de dominación, sometimiento, apropiación y, en última instancia, violencia, de la que está investido el “dispositivo persona” en el derecho romano para concluir que “la sacralidad de la persona humana funciona dejando, o expulsando, fuera de sí aquello que en el hombre no se considera personal y, por ende, puede ser violado tranquilamente”. La persona, pues, acaba por oficiar como una máscara de deshumanización.

Aquí, la nota completa.
Aquí, El dispositivo de la persona, de Roberto Espósito.