Follow by Email

viernes, 10 de agosto de 2012

Entrevista a Pablo Zunino por El Dr. Lacan

Anticipos sobre la esperada puesta de El Dr. Lacan, de Pablo Zunino:

–Contanos, por favor, sobre la bella e hilarante pieza que se va a estrenar en agosto.
Cuando se hizo la nota por los treinta años de la muerte de Lacan, cuando escribí, estuve unos cuantos meses muy metido. Me encontré con una situación, en uno de esos seminarios apócrifos que circulan por internet –tampoco sé si es cierto porque es apócrifo– que ellos llegan un día a dar un seminario, y que no fue el público, porque había paro de estatales. Me pareció el punto de partida de una obra.
Entonces, a la par que redactaba la nota, en otra ventana iba tirando materiales, ocurrencias para esa segunda cosa que era la obra. En el momento en que la obra se anuncia había un borrador levísimo. Se anuncia junto con la nota, porque yo les aviso (a los editores del diario La Nación): “De acá salió una obra, ¿podemos anunciarla? Porque tengo ganas de hacerlo y además, me va a empujar para hacerlo”. Y en el verano, me encerré con esto y pude terminarla. Fue un proceso muy corto de escritura, fueron tres meses; muy, muy rápido se hizo. Dicen los dramaturgos experimentados que cuando tenés el punto de partida claro, la situación se hace fácil. La verdad es que fue fácil. Tuve una escena complicada, una pelea en una escena, pero transcurrió muy fácil. Por otro lado, lo que pasó con la nota me alentó a que el material pudiera tener mucho interés. Realmente tuvo una repercusión enorme. Ahora que las notas permanecen online, ésa fue récord de “deditos” en la historia de La Nación, con lo cual, cuando llamaba al diario, me hacían el chiste: “Llamó Roger Lacan”, por Roger Waters (risas). Por otro lado, no lo tomé de un modo cholulo hacia Lacan, sino como una muestra de la inscripción que tiene el psicoanálisis en nuestra cultura. (...).
–¿Y el estilo de la obra?
La obra es una comedia, con una parte más dramática, más sentimental. Y buscamos un cierto estilo. Yo admiro mucho a los actores ingleses, creo que son los mejores haciendo comedia, se les nota una raigambre teatral más fuerte. Hay actores norteamericanos también muy buenos, pero quizás por el ojo entrenado que tengo, los veo con más yeites de método actoral. Para mí no hay como los comediantes ingleses. No hablo de la tradición de los actores argentinos, pero busqué en esa dirección, de la comedia inglesa, esos remates, esa cosa despojada, como neutra para tirar los chistes y las humoradas, con un poquito de bufonada a la francesa y con un poquito de joda a la española.
La entrevista completa a Pablo Zunino, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario