Follow by Email

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Obras completas de Sigmund Freud

Traducción directa del alemán, elogiada por el propio Freud, de Luis López-Ballesteros y de Torres:

Conseguir aquí
Esta edición de las Obras completas de Sigmund Freud, que comenzó a publicarse en 1917 y luego fue revisada y actualizada para establecer una edición definitiva, pone a disposición de los lectores y estudiosos hispanohablantes la traducción de una obra fundacional. Para tener una idea de la incidencia del pensamiento freudiano, que revolucionó el campo de la psiquiatría y la psicología, cabe parafrasear a Michel Foucault, quien sostenía que La interpretación de los sueños era, junto con El nacimiento de la tragedia, de Nietzsche, y El capital, de Marx, una de las tres obras fundamentales del mundo moderno. En efecto, las especulaciones y observaciones de Freud y sus discípulos constituyen la escuela de psicopatología más importante de nuestra época, y un aporte insoslayable para pensar la cultura, el lenguaje y la subjetividad.
Entre los rasgos meritorios de esta edición se cuenta, desde luego, la versión directa del alemán de Luis López-Ballesteros y de Torres, que mereció el elogio del propio Freud, quien había aprendido español para leer el Quijote y comentaba la traducción en estos términos: “Puedo ahora comprobar el acierto de su versión española de mis obras, cuya lectura me produce siempre un vivo agrado por la correctísima interpretación de mi pensamiento y la elegancia del estilo”.
A este trabajo escrupuloso se suman la revisión de los textos y su ordenamiento cronológico a la luz de la edición inglesa de James Strachey y Anna Freud, así como el agregado de notas que contribuyen a esclarecer conceptos y referencias.

Obras completas de Sigmund Freud se puede conseguir aquí.

"Editoriales: una fusión defensiva contra Internet"

Polémica interpretación de John Naughton, autor de De Gutenberg a Zuckerberg, sobre la noticia editorial del momento: la fusión de dos gigantes, Random House y Penguin:
"Hay algo extrañamente conmovedor en el espectáculo de dos conglomerados editoriales –Bertelsmann y Pearson– negociando para que sus empresas editoriales (Random House y Penguin, respectivamente) se amuchen en busca de calor ante las ráfagas gélidas provenientes de California (Google y Apple) y de Seattle (Amazon).
Cuando se anunció el acuerdo (al que todavía le falta ser aprobado por los reguladores), se escucharon las habituales tonterías sobre “sinergias” –es decir, pérdidas de empleos– y sobre cómo la nueva compañía constituirá “la mayor editorial del mundo”, lo que le dará “poder” en su relación con Apple y Amazon.
No me hagan reír".
Aquí la nota completa publicada por Clarín.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

El poder, una bestia magnífica

El poder, una bestia magnífica, de Michel Foucault:
 

Más aquí


Extracto de la reseña en la revista Ñ, "Michel Foucault, la bestia magnífica":
Como Roussel, por quien prodigó una admiración singular, Foucault hizo de su obra “un laberinto personal que simultáneamente (lo) revela y oculta”. Es, en efecto, una producción plural y arisca a la tara de las determinaciones. No sólo en razón de sus profundas y abruptas transformaciones metodológicas; sino fundamentalmente porque sus propios “objetos” de investigación son siempre relaciones.  
El laberinto son los otros. Pero la alteridad, al igual que la subjetividad, es el efecto de un tejido de relaciones de poder que se revela estrictamente constitutivo de lo real. El poder, esa “bestia magnífica” que Foucault pensó como nadie en su potencia productiva, configura y normaliza formas de vida. Compone un conjunto complejo de dispositivos cuya función y productividad sólo pueden comprenderse a través de lo que él mismo definió como “una filosofía analítica del poder”.
Foucault desplegó esa paciente y minuciosa analítica en textos capitales para la comprensión del presente, como lo son Vigilar y castigar, La voluntad de saber, Defender la sociedad y Seguridad, territorio y población. Esquirlas en la estela de esa implacable maquinaria reflexiva, los diecinueve textos reunidos en El poder, una bestia magnífica completan y complementan especialmente a los que incluye la trajinada Microfísica del poder compilada ya hace más de tres décadas.
Hasta aquí inéditas o inaccesibles en español, las entrevistas, conferencias e intervenciones traducidas por Horacio Pons y publicadas al cuidado de Edgardo Castro ofrecen –no podría ser de otro modo– una imagen móvil y parcial del laberinto Foucault. La gentileza en el criterio de edición no solapa las dificultades que la clasificación implica: los textos son desplazados de la arbitrariedad cronológica a la temática; pero la advertencia de que los temas están “siempre entrelazados” nos devuelve otra vez al laberinto.
La selección comprende textos de diferente tenor. Va desde los que exhiben un tratamiento general y teórico de la “cuestión del poder” a los que comprometen configuraciones específicas, como la prisión, la gestión de la vida biológica y la medicina. Y su contribución cardinal es la de echar luz sobre algunos aspectos de la última etapa de su producción teórica de Foucault, diseminada en el bruto de sus brillantes cursos del Collège de France.
La cualidad más saliente de estos textos es la manera en que Foucault liga su saber a la condición de su acción política. El pensamiento foucaultiano se despliega aquí como un work in progress. En virtud de ello, el volumen comporta un genuino testimonio de que la elaboración teórica y la modulación formal de un pensamiento suponen siempre la condición de una situación concreta y una praxis historizada.