Follow by Email

lunes, 14 de mayo de 2012

De Canguilhem a Foucault. La fuerza de las normas

De Canguilhem a Foucault. La fuerza de las normas, de Pierre Macherey 
Comprar aquí

¿Qué pasó de Canguilhem a Foucault? ¿Qué se transmitió de uno a otro? La puesta al día de una cuestión cuya urgencia fueron los primeros en reconocer: el papel de las normas en la naturaleza y en la sociedad. Las normas no son leyes, reglas de obligación que suponen una coacción exterior para ser obedecidas. Intervienen directamente sobre los comportamientos, a los que orientan desde adentro. ¿De dónde vienen las normas, de dónde extraen su fuerza? De la vida, explica Canguilhem; de algo que, para Foucault, podría llamarse «historia». ¿Cómo han llegado la vida y las historia a conjugar en la práctica sus acciones respectivas? Tal es el interrogante en torno al cual han girado estos dos autores claves de la segunda mitad del siglo XX, que mantuvieron un diálogo constante.

Cinco estudios, escritos entre 1963 y 1993, dan testimonio del aporte que Canguilhem y Foucault hicieron a la evolución de la problemática de las normas, una innovación cuya importancia es hoy universalmente reconocida.
Recomendamos este artículo sobre el libro, de Fernando Bogado:
La pretendida coherencia del discurso de las ciencias y su denuncia emparientan, desde la perspectiva de Pierre Macherey, la filosofía de Foucault con la de Georges Canguilhem (1904-1995), uno de los pocos nombres que Foucault no dejó de subrayar como “maestro”. Ambos, a su manera, se preocuparon por el problema de la “norma” no como algo que impone desde afuera una fuerza para conformar sujetos normales o anormales sino, muy por el contrario, como algo inmanente que nace junto con aquello que supuestamente distingue: aparecen al mismo tiempo en un mutuo alumbramiento. Sin embargo, la contraposición que existe entre Canguilhem y Foucault reside en el hecho de que el primero apostó por un vitalismo que se concentraba en la vida como objeto (tal como se lee en su gran obra Lo normal y lo patológico), mientras que el segundo concentró su atención en lo cultural y lo social, al menos así lo afirma Macherey.
La nota, aquí.
Clic aquí para ver todos los libros de Foucault y sobre él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada