Follow by Email

martes, 24 de abril de 2012

Los discursos que nos hablan

Los discursos que nos hablan, de Elsa Emmanuele:

Comprar aquí
Este breve ensayo sigue las líneas y pliegues rectores que el célebre Michel Foucault (1926-1984) puntualiza en su obra El orden del discurso (1970).

Se trata de una puesta en uso, una especie de ejercicio de aplicabilidad, un juego analítico, una praxis que tensiona categorías, una apropiación singular de sus brillantes contribuciones sobre diversos procedimientos, principios metodológicos y recomendaciones para analizar de modo inusual las rarezas de la materialidad discursiva, que nunca es obvia ni natural: es práctica social.

Arqueología del saber y genealogía del poder constituyen uno de sus imponderables legados cual silenciosa invención dentro del espinoso territorio de las denominadas metodologías de la investigación no convencionales. No cabe duda de que Foucault ha sido un investigador y ensayista por excelencia.

Valerse de la historia bajo la pretensión de interrogar el devenir presente, signado por un incesante movimiento de entreveros entre lo macro y lo microsocial, nos enfrenta a ciertas rarezas del poder de afirmación, a una grisácea antigüedad de aquello que hemos naturalizado como verdadero.

El propio Foucault define su praxis como un estilo de periodismo filosófico tendiente a interrogar nuestro presente. Las huellas constitutivas de lo que hoy somos y aquello que vamos siendo son sustento y fuente indispensable para repensar una filosofía política, para esbozar otras formas de subjetividad humana y lazo social en el escenario de las vicisitudes de nuestro tiempo. Horizonte polémico sin dudas, que queda simplemente abierto a partir de los discursos que nos hablan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario